puerto de Vlissingen
Todo los destinos
todos las Fechas
Todos los puertos
Todo los compañías
cruceros cruceros.com Nuestros puertos cruceros pasando por Vlissingen

cruceros pasando por Vlissingen

0
En estos momentos no hay cruceros disponibles
Encuentra el crucero ideal
Por favor selecciona un criterio arriba
Saber mas sobre Vlissingen

Geografía, ubicación y atractivos

 

Flesinga, o Vlissingen en holandés, se encuentra en el Sur de Walcheren, una ex-isla de la provincia marítima de Zelanda. Rodeada a ambos lados por el río Schelda y por el Mar del Norte, la ciudad posee uno de los puertos más importantes de los Países Bajos, del que los barcos de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales zarpaban durante el siglo XVII. Flesinga también vio nacer a uno de los almirantes holandeses más célebres de la aquella próspera época, Michiel de Ryter.

 

De su rico pasado ha heredado más de 300 monumentos que se hallan dispersados por su centro histórico, convirtiéndola en la “Cuidad del Arte” país. Famosa también por la construcción naval, Flesinga se presenta como una conocida localidad costera de la región gracias a sus grandes y doradas playas.

 

Cultura y Gastronomía

 

Además de los carnavales y los festivales musicales que animan, especialmente, el verano, Flesinga organiza otros eventos importantes como el Bevrijdingsfestival, el día 5 de mayo. Esta fiesta, a través de numerosos conciertos, conmemora el día de la liberación de los Países Bajos, que coincide con la reconquista del territorio europeo por parte de los aliados durante la II Guerra Mundial. En julio, Flesinga se alza al ritmo del Festival de Onderstroom y, durante cuatro días, este festivo evento anima la ciudad con espectáculos musicales, teatro en la calle y otras muchas representaciones artísticas. Los fans del Séptimo Arte, en septiembre, tendrán la oportunidad de asistir al Film by the Sea, dedicado a la adaptación al cine de las obras literarias.

 

En Flesinga, las pausas gastronómicas garantizan ser suculentas gracias a un menú compuesto por langosta de Zelanda, muy apreciada por su carne tierna y sabrosa. La región también es famosa por las ostras o los mejillones. Como en la totalidad de los Países Bajos, el Stroopwafel también está muy presente en Flesinga. Se trata de una pasta elaborada con dos gofres unidos con caramelo, perfecto para aquellos a los que les encante el dulce.

 

Sitios que visitar y actividades que realizar en el lugar

 

Una escala en Flesinga te conduce al Zeeland Maritime Museum, dedicado a la historia de la ciudad y a su relación con el mar. El museo está alojado en varios edificios de época, algunos de ellos del siglo XVI. Gracias a sus modernos instrumentos multimedia, de forma agradable, el museo explora los puntos más destacados del pasado de Flesinga, desde las guerras marítimas a las inundaciones. El Arsenal o Het Arsenaal te asegura una divertida experiencia relacionada con el mar pero, también con los piratas. Este parque de atracciones posee un simulador de naufragios y un acuario donde viven mantas rayas y tiburones. El Reptielenzoo Iguana es otra curiosa vista que no deberías perderte. Este zoo, íntegramente dedicado a los reptiles, se inauguró en 1.981 para acoger a animales que fueron introducidos en el país de forma ilegal o que han sido abandonados. En la actualidad, el Reptielenzoo Iguana sirve de refugio para una variedad de residentes que abarca desde cocodrilos hasta tortugas y serpientes, incluyendo una pitón reticulada.

 

Durante una escala en Flesinga es necesario hacer un tour por la zona antigua de la ciudad. Entre su rica colección de monumentos destaca la Wooldhuis, una elegante villa construida en los años 30.

 

Ruta ideal para descubrir la ciudad en 4 horas

 

Durante una escala en Flesinga, el puerto es, en sí mismo, una atracción. Agrupa los principales lugares de interés, como el Zeeland Maritime Museum, dedicado a la historia de la ciudad, el parque de atracciones Arsenal o el Museo Marítimo que se está frente a la estatua de Michiel de Ruyter, famoso Almirante del siglo XVII nativo de esta ciudad.

 

En los alrededores del puerto hay agradables callejuelas bordeadas por casas antiguas como Beursstraadt. Al final de esta calle está el Reptielenzoo Iguana. A unos 250 metros se encuentra la Plaza de los Cuatro Vientos rodeada de auténticos edificios de época. Cerca de la plaza descubrirás el viejo mercado de Flesinga. Para alargar el recorrido, a 550 metros del antiguo mercado, acércate al paseo marítimo donde está una vieja estructura más conocida como Gevangentoren, la Torre de los Prisioneros. Aquellos que deseen relajarse durante esta escala pueden prolongar el paseo unos 20 minutos y llegar hasta la playa de Nollestrand. Esta tranquila playa tiene un entorno compuesto por bellas dunas. Al final de la playa descubrirás el Windorgel, un órgano de viento que ofrece agradable melodías cuanto sopla el viento.

Buscar el mejor precio...
Tardará entre 20 y 30 segundos.
Reserva tu crucero en
Lun.Vie. 9:00/21:00   Sáb. 11:00/20:00   Dom. 11:00/20:00